1/1

           Nuestro cerebro traduce las imágenes a lenguaje verbal y viceversa, en lo que se conoce como el área de Wernicke. En mi caso, suelo concebir los proyectos en lenguaje verbal y sólo después construyo lo que serán imágenes.

La máquina de escribir desguazada, aloja en lo que fue su teclado, el mensaje "1 image 1000 words?". Desde esas palabras salen unos hilos de colores que parecen componer la imagen de una antigua película. 

A pesar de que trabajo con imágenes, me planteé esta pieza porque no estoy seguro de que se cumpla siempre la expresión que le da título. Ni tampoco de que las imágenes actúen en nuestros procesos perceptivos, cognitivos ni de memoria, de manera autónoma al lenguaje verbal.

2008.

Técnica mixta.